MENÚ

HOY EN DÍA LA FIGURA DE UN “INTEGRADOR TECNOLÓGICO” EXPERTO ES VITAL PARA QUE LAS INVERSIONES EN DIGITALIZACIÓN ESTÉN GARANTIZADAS.


¿Qué papel cumple un "Integrador tecnológico? ¿Por qué es importante su asesoramiento en las empresas?

La digitalización de las empresas conlleva acometer diferentes procesos que abarcan desde la gestión documental o digitalización inteligente de documentos, a la implantación de sistemas de videoconferencia o trabajos en entornos colaborativos, pasando por la implantación de soluciones de ciberseguridad, fundamentales para salvaguardar todo el proceso de digitalización.

 

Acometer cada uno de estos proyectos de forma aislada puede ocasionar que finalmente existan conflictos entre ellos, por incompatibilidades o dimensionamientos dispares.

 

Por ello es muy recomendable contar con la figura de un “Integrador Tecnológico” un experto que dé las pautas correctas y proponga la totalidad del proyecto de digitalización, con las distintas soluciones a implantar para que la implementación final se produzca de manera armónica.

 

Hoy en día la figura de un “Integrador Tecnológico” experto es vital para que las inversiones en digitalización estén garantizadas.

 

El asesor tecnológico diseña y acompaña en la transición a los procesos digitales y tiene en cuenta la constante evolución de esos procesos y del mercado a fin de que las inversiones perduren en el tiempo y mejoren los resultados de las empresas. Solo de esa manera se pueden garantizar las inversiones en tecnología, enlazando productos y soluciones de distintos fabricantes con los objetivos de digitalización.

 

Finalmente, el Integrador Tecnológico debe poner a disposición de las empresas su acompañamiento experto para testear y actualizar las soluciones implantadas con un servicio técnico experto. Los procesos digitales conllevan la continua monitorización de los mismos a fin de que se adapten a la evolución tecnológica, a la de los grupos de trabajo e incluso a la cambiante legislación que, en el nuevo mundo digital, obligan, cada vez mas, al cumplimiento de nuevas leyes reguladoras.

 

Digitalizar los procesos de trabajo posibilita la mejora de la competitividad de los grupos de trabajo y la gran diversidad de soluciones existentes aconseja planificar esos cambios de la mano de un buen Integrador Tecnológico. Solo así las empresas recorrerán ese complejo camino de manera segura, eficiente y rentable.

 

El reto de la digitalización ya es una evidente necesidad y conocer las soluciones a implantar debe ser objetivo inexcusable de todas las organizaciones.